¿Qué es la alopecia y qué papel juegan nuestras emociones en ella?

I Stock 653778784
En los últimos días el término alopecia ha tenido mayor alcance debido al incidente de Jada Pinkett Smith en los Oscars, quién fue objeto de burla por parte del animador Chris Rock, a pesar de ser una condición de salud lo que causa la pérdida de su cabello. El tipo de alopecia que afecta a esta artista es alopecia areata,y su origen es una enfermedad autoinmune.

El día de hoy hablaré más sobre la alopecia emocional, pero no quería dejar de mencionar a Jada, ya que su actitud respecto a la enfermedad se puede imitar en cualquier tipo de alopecia, e incluso en cualquier enfermedad. Más adelante te lo comentaré con más detalle.

¿Qué es la alopecia?

Quisiera empezar comentando que desde la psicología la alopecia se evalúa más como un síntoma, por lo cual el diagnóstico y tratamiento principal deberá ser realizado por un dermatólogo o especialista en tricología. Si estás observando pérdida o cambios en tu cabello, mi primera recomendación sería que lo consultes con un profesional de tu confianza, y luego complementar con herramientas psicológicas.

Se considera alopecia a cualquier tipo de caída o pérdida de pelo, y existen diversas clasificaciones, en general se considera una respuesta benigna y sus síntomas pueden ser:

  • Pérdida gradual de cabello en la parte superior de la cabeza.
  • Parches o zonas específicas donde deja de crecer el cabello en la cabeza, pueden ser en forma de círculo o irregular.
  • Aflojamiento o debilidad en el cabello, es bastante fácil que se quiebre o perderlo durante el lavado o peinado.
  • Dolor en el cuero cabelludo o ciertas partes de él, enrojecimiento, hinchazón o picazón.

Fuente: mayoclinic.org

¿Qué es la alopecia emocional o nerviosa?

Es la producida o inducida por eventos estresantes o traumáticos, cuadros de ansiedad o depresión.

Según especialistas, en la alopecia emocional, “el cabello se va cayendo poco a poco en un plazo de tiempo muy corto, con la particularidad de que cuando el foco tensional desaparece, el cabello vuelve a aparecer”. Otros dermatólogos afirman que el estrés no es la causa principal de este tipo de alopecias, pero que sí puede ser el factor desencadenante. Cuando nos estresamos, podemos generar desequilibrios hormonales e inmunológicos que atacarian el folículo piloso, la parte de nuestra piel donde crece el pelo.

Otros factores que pueden ser causa de alopecia:

-Genética

-Quemaduras o cicatrices

-Infecciones

-Reacciones a medicamentos

-Dieta carente de nutrientes

¿Qué significa emocionalmente la alopecia?

Cuando la alopecia es una consecuencia de nuestra situación emocional, posiblemente nos encontramos en un momento vital donde la demanda supera a nuestros recursos, y esto se puede traducir a que tenemos más responsabilidad y tareas que tiempo libre, tenemos distintos problemas personales que resolver, tenemos poca ayuda y nos queremos encargar de todo, físicamente me estoy exigiendo más de lo que descanso, etc

Básicamente el estrés es eso, una respuesta de nuestro cuerpo cuando se ve superado por demandas internas o externas.

Y algo que tienen en común mis pacientes con alopecia es la AUTOEXIGENCIA, esa característica de nuestra personalidad que nos hace ser sumamente duros con nosotros mismos, y nos genera una falsa sensación de seguridad, ya que se trata de ir constantemente alcanzando objetivos, ya sea profesionales o personales, y cumplirlos.

Las personas autoexigentes normalmente logran resultados gracias a esta constante demanda, pero lo que no se dan cuenta es que esto también significa un constante estrés para nuestro cuerpo, y que llega un punto en que nada es suficiente, porque en general se suelen poner expectativas muy altas:

“Tengo que ser excelente en mi trabajo”

“Debería saber más de esto”

“Tengo que graduarme pronto”

“Debería estar ganando tanto dinero”

“Tendría que ser mejor mamá”

“No puedo tomarme libre este fin de semana”

“No he debido hacer eso”

Etc.

Esto es un factor frecuente que observó en consulta pero realmente la alopecia se puede presentar por múltiples motivos como una pérdida, un cambio, baja autoestima, sensación de fracaso, etc.

¿Qué hacer?

  • Si has identificado que tu alopecia tiene un componente emocional o si aún tienes la duda, lo mejor es buscar ayuda psicológica, en terapia se puede valorar de manera específica estos factores que están influyendo en tu pérdida o debilitamiento de cabello, y abordarlos de manera muy compasiva, acompañándote emocionalmente y también facilitándote estrategias o tareas que te ayuden en la gestión de tus emociones.
  • Mi otra recomendación sería aceptarlo como un problema temporal sin ponerte una fecha en concreto, una de las consecuencias de la alopecia es que afecta nuestra autoestima, seguridad y percepción propia, el cabello forma parte de nuestra apariencia física y para muchos su estética se puede ver afectada.
¿Qué es lo que tenemos que prevenir? Obsesionarnos. Vernos todos los días al espejo, revisarnos a ver si está saliendo nuevo pelo, desesperarnos si el tratamiento no da resultados, etc. Esto sólo añadiría más estrés y retrasaría los avances. Y aquí vuelvo a mencionar a Jada Pinkett Smith, quien decidio no pelear con su cuerpo, y opto por familiarizarse con la situación y declaró la alopecia como su amiga, “Me and this alopecia are going to be friends”, fue su declaración en Instagram.

Por supuesto que tienes todo el derecho de sentirte triste y frustrado, no estás acostumbrado a verte así, pero es lo que te comento, lamentablemente concentrarnos en el cabello que nos falta no nos ayudará en el tratamiento. Tener paciencia y confianza si. De igual manera entiendo que este paso puede ser difícil, así que también te invito a conversarlo en terapia.

  • Replantear hábitos de vida también puede ser una opción para el tratamiento: Mejorar tu descanso, quitarte ultra procesados de la alimentación, incluir el mindfulness en tu día a día, hacer deporte o practicar la amabilidad dentro de tu organización personal. Evalúa los hábitos que puedan estar comprometidos y gradualmente acércate a un estilo de vida menos atareado y con mayor tiempo para ti.

La alopecia y su relación con las emociones ha existido siempre, pero en nuestra sociedad actual es más notoria su conexión. Es importante cuidar el equilibrio entre nuestra mente, espíritu y corazón. Aunque no tengamos el cabello que soñamos y merecemos, estar bien con nosotros mismos y darnos pequeñas muestras de amor, es sinónimo de salud y aceptación.

Yo también sufrí de alopecia cuando experimente un trastorno de ansiedad en 2015, tenía un bache circular en una parte no visible y me di cuenta muchísimo tiempo después, personalmente no me alarme, de hecho lo considere bastante normal para el momento, pero si me motivó a tomar decisiones necesarias para mejorar mi vida. Cuando vi ese hueco en mi cabeza, entendí que mi cuerpo también estaba sufriendo, y que no lo merecíamos. Si quieres saber como mejore de mi ansiedad, puedes leer mi historia aquí.

Si quieres empezar terapia conmigo, puedes reservar tu primera sesión informativa y gratuita, aquí.

Si quieres aprender más de nuestra mente y sus respuestas ante la ansiedad, puedes asistir a mi próximo workshop, haciendo click aquí.

Espero que el artículo de hoy te haya servido y que te quedes con el mensaje de ser más amable contigo mismo :)

Nuevo WORKSHOP

workshop + informe psicológico

Acompáñame a un viaje al universo de la mente, donde lo anormal se vuelve normal y comprendemos nuestros pensamientos y conductas.