¿Cómo distinguir si mis síntomas son de ansiedad o enfermedad?

Pexels andrea piacquadio 3771115
En consulta es frecuente para mí escuchar a mis pacientes confundidos o temerosos sobre reacciones o sensaciones en su cuerpo, muchas de ellas normales, producto de ansiedad o estrés, pero una parte de su mente les lleva a pensar que pudiera ser algo malo, o grave a nivel físico.

¿Por qué nos pasa esto? ¿Por qué nuestra mente se va hacía la enfermedad?

Para mi hay tres factores que se juntan en esta respuesta:

  1. La persona está más sensible y logra percibir al detalle cualquier sensación en su cuerpo, sensaciones que posiblemente ya había experimentado antes, pero que al ir en “automático” no notaba antes
  2. La persona tiene la creencia de que el concepto de enfermedad es igual a grave, peligrosa o mortal. Esto le lleva a generar una respuesta de alerta más profunda.
  3. La persona tiene una necesidad de seguridad y validación, son personas que les cuesta confiar en sí mismos, en su cuerpo o en el futuro. Pueden necesitar constante validación o reafirmación de que están sanos por parte de sus médicos, psicólogos o familiares.
Si estas conductas se repiten a lo largo del tiempo, podríamos estar hablando de un trastorno de ansiedad, donde nuestra mente constantemente está protegiéndonos de un peligro real o imaginario, en este caso en concreto, una posible enfermedad o riesgo de muerte.

¿Qué tiene que ver la ansiedad con una posible enfermedad grave?

El tema es que mentalmente tendemos a subestimar las reacciones de nuestro cuerpo en relación a la ansiedad o al estrés, y por el contrario sobreestimamos los síntomas físicos, relacionándolos directamente con situaciones más graves como ictus, cáncer, infartos, esclerosis, o cualquier otra enfermedad grave.

Entonces, síntomas como taquicardia, temblores, náuseas, mareos, tensión, dolores, molestias u otros, nos llevan directo al peor escenario.

Pero la realidad es que somos como el pez que se come la cola:

Nos da miedo enfermarnos > le damos vuelta y nos estresamos > el estrés nos produce respuesta física e incluso nos puede debilitar el sistema inmunológico > aparecen los síntomas > los relaciono con una enfermedad > me asusto más > visito medicos o especialistas > me descartan cualquier enfermedad > por un tiempo estamos tranquilos pero si no modificamos las creencias, es fácil volver al inicio > me sigue dando miedo la enfermedad y empiezo de nuevo


¿Cómo distinguir si mis síntomas son de mi ansiedad o si de verdad puedo estar enferma/o?

Primero me gustaría que te hagas algunas preguntas:

-¿Te han diagnosticado recientemente alguna enfermedad grave?

-¿Cómo han salido tus últimos exámenes médicos?

-¿Qué opina tu entorno de tu salud?

Si en tus respuestas te encuentras con que no tienes ningún diagnóstico, tus exámenes están bien y tu entorno considera que estás sano, sigue reflexionando:

-¿Actualmente estoy atravesando un trastorno de ansiedad o una temporada difícil a nivel emocional?

-¿Puedo justificar con TRES motivos que mi síntoma sea producto de una enfermedad grave?

-¿Le he dejado tiempo a mi cuerpo para que reaccione y busque una solución?

-¿Puede que este síntoma me esté hablando de otra necesidad? ¿Descanso? ¿Cuidar mi alimentación? ¿Estirarme? ¿Algún deseo?

-¿Estoy pensando únicamente en el peligro? ¿O soy capaz de visualizarme recuperándome?

Muy bien

Espero estás respuestas te hayan ayudado

La verdad es que si estás atravesando una temporada de ansiedad, estrés, miedo o pánico, es bastante probable que tus síntomas sean producto de este desequilibrio emocional. Es normal y frecuente que nuestro cuerpo responda de esta manera. Incluso con los síntomas más extraños.

Mi recomendación es que empieces responsabilizando amablemente a tus emociones por ello, que te comuniques con tu cuerpo de una manera amorosa y respetuosa, que le des tiempo para sanar y que conectes con otras herramientas de validación que no sean necesariamente evaluaciones médicas, por ejemplo:

-Vivir más en el presente (preocuparte por lo que está pasando HOY, no viajar al futuro a escenarios que aún no están pasando)

-Meditar

-Visualizar

-Alimentación natural

-Ejercicio físico regular

-Higiene de sueño

-Compartir con los que más quieres

-Practicar actividades que te hagan feliz

-Pasar tiempo en la naturaleza

Realmente estas herramientas son las más efectivas para cuidar de nuestra salud y vivir más tiempo, y si no me crees, puedes investigar de las poblaciones más longevas del mundo y te sorprenderá que su secreto es sus hábitos y un entorno tranquilo.

Y hay algo mucho más efectivo que esto… Y es enfrentar nuestros miedos

(Me voy a poner un poco profunda)

Detrás de todo este estrés, ansiedad , síntomas y pérdida de calidad de vida, lo que tenemos es un MIEDO enorme y una necesidad de control extrema.

-Queremos vivir para siempre

-No queremos ver a nuestra familia o amigos sufrir por nuestra enfermedad o muerte

-Queremos ser independientes y no depender de nadie nunca

-Queremos evitar el sufrimiento o el dolor a toda costa

Y eso amigos míos, es posible por una temporada de nuestra vida, pero es antinatural

No es natural porque somos HUMANOS

No somos robots

Vinimos a vivir y a morir

Vinimos a ser felices pero también a sobrevivir

Vinimos a experimentar alegría y amor, pero también otras emociones

Y aceptar eso, aceptar que no todo el tiempo podremos controlar nuestra vida y salud, es LIBERTAD

El miedo a la muerte es natural, nos genera incertidumbre y como te dije anteriormente, estamos diseñados para sobrevivir

Pero también he visto cómo distintas culturas, sociedades o familias se educan en interpretar la muerte y la enfermedad de manera distinta.

Esto es un tema largo pero te invito a curiosear en terapia, libros o filosofias. El budismo tiene grandes maestros espirituales que nos hablan de ello y en mi consulta también lo trabajó muchísimo con mis pacientes.

¿Qué más puedo hacer?

-De manera general, si estás experimentando ansiedad por enfermar, mi recomendación principal es que tengas un muy buen médico cerca, un profesional que te inspire confianza y que pueda conocer tu historial médico. Evita visitar con frecuencia distintos profesionales porque solo te llenará la cabeza de más ideas y te generará más estrés.

-Permítete acompañar de un psicólogo especializado en este tipo de trastornos de ansiedad, es importante alguien que valide tus miedos y emociones, pero también que te ayude a gestionar tus emociones y que no sean ellas las que tomen decisiones constantemente. Es importante que puedas aprender a convivir con tus miedos y que al mismo tiempo puedas ser feliz y vivir plenamente (Suena utópico pero sí se puede)

-Por último, así como somos capaces de reconocer que no somos expertos en derecho internacional, que somos torpes en algún deporte, o que no se nos da cierto idioma, es importante que sepamos reconocer que nuestra brújula respecto a la enfermedad puede ser subjetiva. Esto implica tener humildad, aprender cada día y escuchar a otros.
No dejes de contactarme si quieres empezar a recibir ayuda psicológica y aprender a gestionar tus miedos, de manera compasiva y constructiva.
"El secreto para tener buena salud es que el cuerpo se agite y que la mente repose" Vincent Voiture

Espero te haya sido útil este artículo. Me encantaría saber tu opinión a través de mi email vivemasbcn@gmail.com o también me puedes contactar a través de mensaje directo en mi cuenta de Instagram @vivemasbcn

AGENDAR SESIÓN
279314253 408002694664517 2638369844850923112 n

Reviews en Google

anamar vera

anamar vera

He visto como 4 sesiones con Diana y la verdad que es excelente profesional , muy atenta y pendiente de sus pacientes . Siempre con su positivismo. Muchas gracias Diana

sacha ignatowicz

sacha ignatowicz

Muy profesional y empática. La recomiendo 100%

Jorge Anzola

Jorge Anzola

Genial, la verdad. Participé en un live de Instagram sobre la ansiedad y recomiendo a la Pisc. Diana al 100%, ¡Muchas gracias!

Ver todas en